Top 5 de Joyas ocultas en la Ciudad 


LOUP WINE BAR

Este lugar es como la versión moderna de una taberna en la campiña francesa donde te sientas a tomar una copa de vino, junto con un plato de comida rústica cocinada sobre la chimenea.  Detrás de esta cocina está Joaquín Cardoso, uno de los talentos culinarios que más admiro.  Te recomiendo el vacío de res y el helado de nata.


CAFE MILOU

¿Listo para transportarte a París sin escalas?  Entonces toma un asiento en Milou Café, un pequeño rincón que parece una postal francesa, tanto a la vista como al paladar.  Lo que no sabe la gente es que detrás de su operación hay personas de calibre estrella Michelin operando, y el resultado son platos espectaculares y sencillos a la vez.  No te pierdas sus poros con avellanas.


ESCOLLO

Ubicado en una cuadra no muy comercial de la Colonia Roma, Escollo es un rincón desenfadado y bohemio mejor conocido por sus cervezas artesanales y mezcales.  Pero su cocina mexicana tiene algo especial, y para mi es un arma secreta que siempre que lo recomiendo me hace quedar bien.  Sus platillos oaxaqueños son una belleza y su mole una joya.


FAT BOY MOVES

Para los foodies de corazón, este lugar coreano-americano ya es un favorito.  Pero la mayoría del público aún no descubre la chispa, personalidad y sazón que hay aquí.  Sabores frescos, picantes, golosos, y postres tan encantadores que son la envidia de instagram.  Mi paladar baila como gordo feliz siempre que como en Fat Boy Moves.


KIIN THAI VIET EATERY

Los creadores del celebrado restaurante tailandés Galanga, recién abrieron éste, su segundo proyecto inspirado en comida callejera, tanto de Tailandia como de Vietnam.  Ya que en esta ciudad básicamente no existe la comida vietnamita, te recomiendo te enfoques en estas opciones que son frescas porque usan muchas hierbas, aromáticas por sus especias, y totalmente deliciosas.